¡Comparte!

La madrugada de este viernes 14 de junio, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) encontraron una toma clandestina conectada a un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el fraccionamiento El Saucillo, en Mineral de la Reforma. Tras el hallazgo, ocurrió un enfrentamiento armado entre las autoridades y presuntos huachicoleros. 

De acuerdo con los reportes, los servicios de emergencia recibieron un reporte sobre la presencia de una pipa en la zona del fraccionamiento, justo atrás del Parque Industrial de Canacintra, 

Luego de acudir al lugar, los uniformados encontraron a varios sujetos que presuntamente estaban extrayendo el hidrocarburo a través de la toma clandestina. Tras ello, los supuestos huachicoleros y los policías sostuvieron un enfrentamiento armado que se extendió hasta la carretera Pachuca-Ciudad Sahagún, a la altura de la colonia Paseos de Chavarría. 

Hasta las 17:00 horas de este viernes, las autoridades no han informado sobre los detalles de dicho conflicto. Al lugar de la toma clandestina en Mineral de la Reforma llegaron elementos de la Guardia Nacional y de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH). 

Hallazgo de toma clandestina en Mineral de la Reforma deriva en enfrentamiento con huachicoleros
Hallazgo de toma clandestina en Mineral de la Reforma deriva en enfrentamiento con huachicoleros. Creditos: Especial

Detectan fuga de huachicol en toma clandestina de Tlahuelilpan

La medianoche del pasado 23 de mayo, vecinos de la colonia Miravalle, en Tlahuelilpan, detectaron un fuerte olor a combustible. Esto se originó por una fuga en una toma clandestina de hidrocarburo. 

Los residentes reportaron rápidamente el incidente a los números de emergencia. En respuesta, personal de Protección Civil y bomberos del municipio realizaron un operativo para localizar la fuente del olor y tomar medidas de protección.

Tras una exhaustiva búsqueda, determinaro que el olor provenía de una fuga en un ducto de Pemex ubicado sobre la carretera Juandhó. 

Asimismo, la fuga ocasionada por una toma clandestina, representaba un alto riesgo de explosión debido a la alta presión del ducto. La fuerza de salida del hidrocarburo alcanzó cinco metros de altura, generando un fuerte olor que se extendió hasta la zona habitacional. 

En el lugar del incidente también estuvieron presentes elementos de la Guardia Nacional y de Seguridad Física de Pemex para evaluar la situación. Aunque no se procedió con el desalojo de viviendas, las autoridades restringieron el acceso a la zona cercana a la fuga hasta que disminuyera la presión. 

Adicionalmente, los equipos de emergencia proporcionaron primeros auxilios a las personas afectadas por el fuerte olor a hidrocarburo. Después de varias horas de trabajo, la fuga fue controlada sin causar daños mayores. El personal de Pemex selló el ducto y clausuró la toma clandestina. 

Te puede interesar: 

Emmanuel-Gamero

Emmanuel Gamero

Licenciado en comunicación. Amante de la fotografía y la naturaleza. Escritor sin filtro. Persona multifacética. Veo la vida a través del lente.

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes