¡Comparte!

El Grupo Plural Independiente (GPI) presentó una iniciativa al Congreso del Estado para incrementar las penas de prisión para aquellos que inciten autolesiones o el suicidio a través de retos virales peligrosos en internet. 

En la propuesta, las y los diputados destacaron que buscan proteger a las infancias debido a que son los más afectados por este tipo de “juegos” que pueden atentar contra su vida. 

Entre estos retos virales peligrosos que abundan en internet, se encuentra el de la “Ballena Azul”, el “Reto de la Asfixia”, “la cucharada de canela” o “El reto clonazepam”, entre otros. 

La diputada Erika Rodríguez Hernández se encargó de leer la propuesta. En ella se plantea una reforma al artículo 153 del Código Penal para el Estado de Hidalgo. 

Diputada local de Hidalgo, Erika Rodríguez. Creditos: Erika Rodríguez (redes sociales).

Bajo los fundamentos legales, la actual pena por ayudar o impulsar a que otra persona se prive de la vida es de uno a siete años de prisión, si el suicidio se concreta.

Sin embargo, la reforma contempla un incremento en una tercera parte del castigo por el delito de instigación o ayuda al suicidio. Esto cuando el sujeto activo se valga de las plataformas digitales para impulsar a las víctimas a autolesionarse. 

Con la iniciativa, quedaría una mínima de prisión de un año tres meses, a una máxima de nueve años y tres meses.

Rodríguez Hernández señaló que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2021, ocho de cada diez menores de seis a 11 años entran a internet, de los cuales, el 89.2% lo hacen diariamente. 

En este sentido, los jóvenes se la pasan navegando alrededor de 23 horas a la semana. Además, es muy probable que lo hagan sin la supervisión de un adulto.

Retos virales peligrosos que abundan en internet.
Retos virales peligrosos que abundan en internet. Creditos: Especial

Penas distintas si no se concreta el suicidio por retos virales 

En cambio, la ley actualmente establece una pena menor de dos terceras partes, contra la persona que instigue al suicidio. Esto, aunque el hecho no quede consumado, pero haya lesiones. Es decir, hay una mínima de seis meses a una máxima de cuatro años y seis meses. 

Si esto ocurre tras retos virales, la agravante contra quien instigue al suicidio quedaría en nueve meses mínima. Así como en una máxima de seis años y nueve meses.  

En cambio, la ley establece una pena de cinco meses a dos años y medio contra la persona que instigue. Esto pese a que el suicidio no ocurra y tampoco haya lesiones.  

Bajo esta forma, si ocurre a través de retos virales, entonces la pena quedaría de seis meses y tres semanas, a tres años y tres meses de prisión.  

La reforma fue turnada a la Primera Comisión Permanente de Legislación y Puntos Constitucionales para su análisis. 

Congreso de Hidalgo. Creditos: Erika Rodríguez (redes sociales).

El pasado 12 de julio, la diputada local del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Vanesa Escalante Arroyo, también presentó una reforma para que los ayuntamientos prevengan los suicidios en Hidalgo. 

Con información de Jorge Díaz

Te puede interesar:  

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes