¡Comparte!

La violencia derivada por la disputa entre grupos delictivos dejó seis muertos y un herido en Tula durante el fin de semana.

El pasado 13 de abril un enfrentamiento entre huachicoleros y una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), dejó cinco muertos en la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan.

De acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo, vecinos de la zona reportaron una balacera alrededor de la 1 de la tarde.

La dependencia confirmó que se trató de un enfrentamiento entre bandas dedicadas al robo de hidrocarburo, sin abundar al respecto.

Agentes policiacos llegaron al lugar y encontraron los cinco cadáveres, todos hombres. Peritos acudieron al lugar de los hechos para realizar el levantamiento de cuerpos y registrar la zona en busca de más información.

La violencia, los muertos y los enfrentamientos por el control territorial en Tula no son nuevos, pues datan de más de 8 años tras el surgimiento de grupos “huachicoleros”.

Santa Ana Ahuehuepan es una localidad de tres mil habitantes situada en la ribera del río Tula. El CJNG, Los Germanos y La Familia Michoacana, así como agrupaciones locales se encuentran en pugna por este territorio.

El primer mando importante en esta localidad fue El Parka o La Parka, enfrentado con otro grupo asentado en la región: Los Talachas.

Sicarios asesinaron a Jorge Hernández Martínez, líder de los Talachas. Dos de sus hijos también fueron ultimados meses después en eventos distintos.

A partir de entonces, la banda dominante en ese territorio es la de Los Pelones o Los Bárcenas, ligado a familias políticas de la región y con protección de policías.

La separación de grupos, el intento de otros por reposicionarse y la llegada de una célula del CJNG, intensificó la lucha por este territorio.

Asesinan a un hombre y dejan a otro herido

Horas más tarde en la colonia El Cielito en Tula, autoridades localizaron a un sujeto sin vida y un herido.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) indaga en el caso, ya que, hasta el momento se desconocen las causas del ataque.

Además, la violencia en Tula de Allende llegó hasta la cárcel, esto luego de que autoridades penitenciarias encontraran a un reo muerto.

El pasado 11 de abril, custodios del CERESO localizaron a un interno tirado en el suelo de los baños con una cobija alrededor del cuello.

Los responsables del penal informaron que el reo se estranguló. Posteriormente, personal médico confirmó el deceso tras practicar maniobras de primeros auxilios en el sujeto.

Te puede interesar:

david arroyo

David Arroyo

Sociólogo de formación, fotógrafo por convicción; con más de 12 años de experiencia en medios de comunicación. Tras egresar de la licenciatura, hizo estudios en temas de la imagen; llegando a ser...

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes