¡Comparte!

Este domingo, los familiares y amigos de Brandon Mejía realizaron una segunda protesta por su muerte en Tula de Allende, debido a un presunto abuso policial. Exigen diálogo con el presidente municipal, Mario Francisco Guzmán Badillo

Durante el pasado 26 diciembre, la Policía Municipal detuvo a Brandon Mejía, quien presuntamente alteró el orden público. Sin embargo, falleció días después, tras sufría varias presuntas agresiones de los elementos. 

Por esta razón, cerca de mediodía, familiares y amigos volvieron a realizar una protesta para exigir justicia al edil de Tula de Allende. 

Durante la manifestación llevaron pancartas con mensajes como “exigimos justicia para Brandon”, “Brandon somo tu voz”, “Policías asesinos”, entre otros. 

De acuerdo con medios de comunicación locales, otros habitantes se sumaron a la protesta, después de realizar una misa a Brandon Mejía. 

Segunda protesta por Brandon Mejía. Creditos: Especial.

Suspenden a policías tras presunta agresión a Brandon Mejía 

El pasado 30 de diciembre, el edil Mario Guzmán externó sus condolencias a las y los familiares del afectado, toda vez que ordenó la suspensión de los policías involucrados en la detención del joven. 

También, dijo que trabaja en coordinación con la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH) para esclarecer la muerte de Brandon Mejía, debido a que existen dos versiones de la muerte. 

En una de ellas, los familiares acusaron que policías municipales de Tula de Allende lo golpearon el martes pasado, tras ser detenido. 

Su madre narró que, después de salir de las galeras del ayuntamiento, Brandon Mejía tenía varias heridas, principalmente en el rostro. Por ello, lo trasladaron al hospital donde falleció. 

La segunda versión es de la Policía Municipal, misma que señaló que detuvieron al joven en un Oxxo, donde ya estaba malherido. Por eso, lo habrían trasladado a las barandillas. 

A ello, se suma que la madre de Brandon Mejía acusó que las autoridades retuvieron a su hijo en las galeras durante ocho horas. En dicho tiempo, no le brindaron atención médica, toda vez que lo tuvieron incomunicado, según aseguró. 

Tras el funeral de Brandon Mejía, el pasado sábado, habitantes y familiares del hombre, realizaron una primera protesta en Tula de Allende, donde acusaron un abuso de autoridad.  

Varios inconformes incendiaron una motopatrulla que estaba estacionada sobre la calle Zaragoza, cerca del jardín municipal. Asimismo, agredieron verbal y físicamente a un agente de la policía. 

Te puede interesar: 

Avatar photo

Jorge Díaz

Estudiante de Ciencias Políticas. Apasionado por la música y la escritura. Amo lo que hago. Siempre le declaró la guerra a lo imposible.

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes