¡Comparte!

El asesinato de Jesús Bañuelos Acevedo, defensor que se opuso a la instalación del relleno sanitario de Atitalaquia, figura entre los dos ataques contra ambientalistas que ocurrieron en Hidalgo durante 2022. Dicho año fue el tercero más letal de México para protectores del medio ambiente, con 197 agresiones. 

La protección al medio ambiente sigue enfrentándose a múltiples amenazas, como las empresas extractivistas impulsadas por los gobiernos, o la omisión de las instituciones que “cuidan” a la naturaleza, alerta el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA). 

Así lo señala, en su “Informe sobre la Situación de las Personas y Comunidades Defensoras de los derechos Humanos Ambientales en México 2022”

Durante ese año, hubo un total de 582 ataques de distintos tipos a personas y comunidades defensoras. Esto ocurrió, en 197 eventos de agresión. De estos últimos casos, 148 fueron intimidaciones, 116 hostigamiento, 64 amenazas y 61 agresiones físicas. 

Los más extremos, fueron siete sucesos de desaparición forzada y ejecución extrajudicial, respectivamente; seis desplazamientos forzosos; cinco casos de tortura, así como tres allanamientos y de privación ilegal de la libertad.  

Al menos 24 personas fueron asesinadas en 2022 por la defensa ambiental, de la tierra y el territorio. CEMDA destacó el homicidio de Jesús Bañuelos, quien se opuso a la instalación de un relleno sanitario en Atitalaquia. Fue la única muerte registrada en Hidalgo, durante el año pasado. 

En cambio, hubo siete asesinatos en Guerrero y tres en Oaxaca, Puebla y Coahuila, respectivamente. También, ocurrieron dos en Michoacán y uno en Tamaulipas.  

Considerando el asesinato de Jesús Bañuelos, en Hidalgo hubo dos agresiones letales contra ambientalistas en 2022, ambos relacionados a la minería y a contaminantes. De esa forma, la entidad fue la novena con más ataques. Las más peligrosas son Oaxaca, Ciudad de México, Chihuahua, Jalisco y Chiapas, en ese orden. 

Prevalecen ataques del gobierno contra comunidades ambientalistas

De los 197 eventos de agresión de todo el país, el 46.2% de las víctimas fueron miembros de una comunidad; el 31.5%, miembros de una organización civil, mientras que el 8.6% fueron personas comuneras. 

En cambio, el 45% de los ataques provinieron de alguna dependencia del gobierno; el 21% no fue identificado; el 13% provinieron de la delincuencia y el 7% de grupos paramilitares. 

Estos datos, colocaron al 2022 como el tercer año más letal para los defensores del medio ambiente y del suelo, por detrás del 2017 y 2021. En lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador, suman 82 ambientalistas asesinados. 

El asesinato de Jesús Bañuelos 

Antes de su asesinato, Jesús Bañuelos integró el colectivo “No al basurero de Atitalaquia”, que se oponía a la operación de un nuevo relleno sanitario en la zona. Se ubicaría en un área de descarga de desechos peligrosos que operaba desde hace más de 40 años. 

La operación afectaba a los residentes de los municipios colindantes, al recibir los contaminantes del corredor industrial Tula-Tepeji. Tras una lucha constante, el defensor fue asesinado la madrugada del 20 de junio del 2022, en el marco de una protesta contra el funcionamiento del Centro Regional de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Atitalaquia. 

Una persona armada atacó al activista, cuando salía de su domicilio rumbo al trabajo. Su hija, de 23 años, resultó herida. Dos días después, la joven perdió la vida. El 25 de junio, el Cabildo de Atitalaquia revocó la concesión para la instalación del relleno sanitario. 

Te puede interesar:

bryan

Bryan Rivera González

Estudió Creación Literaria en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Reportero desde 2019. Amante de las historias.

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes