¡Comparte!

Un juez de control cambió las medidas cautelares del líder “moral” del Grupo Universidad, Gerardo Sosa Castelán, por lo que dejará de estar en prisión domiciliaria, a más de cuatro años de que fue detenido. 

En una audiencia celebrada el 24 de mayo, el juez Gregorio Salazar Hernández tomó dicha decisión, pues el abogado del también exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Adolfo Estrada Díaz, justificó que se había excedido el plazo fijado en la ley. 

Argumentó que el proceso contra Gerardo Sosa inició en 2020. Sin embargo, la ley indica que el plazo máximo para sentenciar a una persona es de dos años. Al no existir una condena, no quedaba justificado que Gerardo Sosa permaneciera en prisión domiciliaria. 

Gerardo Sosa dejará prisión domiciliaria.
Gerardo Sosa en un evento público. Creditos: Especial.

Por lo anterior, el litigante pidió el cambio de medida cautelar para que Gerardo Sosa siguiera desempeñando el trabajo que tenía antes de su detención y continuar con tratamientos médicos.  

Pese a cambiar la medida cautelar, el juez de control determinó que el líder del Grupo Universidad debe llevar un brazalete electrónico en todo momento para saber su ubicación. Así será, mientras emiten una sentencia contra el acusado. 

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP “CAFÉ Y CHISMECITO” 

Los presuntos delitos de Gerardo Sosa, exrector de la UAEH 

La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo a Gerardo Sosa el 31 de agosto del 2020, en la Ciudad de México. Lo investigaban por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. 

Lo anterior, por presuntamente desviar 58 millones de pesos de la UAEH. Habría triangulado los recursos de la universidad a las empresas Inmobiliaria, Constructora y Arrendadora Yolo S.A de C.V; Contabilidad Automatizada Hidalgo SC y Eficiencia en Negocios y Asociados SC. 

Por ello, el juez de control lo vinculó a proceso el 6 de septiembre de ese 2020. Estuvo preso en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Almoloya, en el Estado de México. 

Sin embargo, el 3 de febrero del 2023, un juez de control cambió la medida cautelar de Gerardo Sosa y le imputó prisión domiciliaria. Desde entonces, estaba en una de sus casas, en un fraccionamiento de Pachuca. 

El 11 de junio de ese mismo año, el entonces candidato a la presidencia de la República, Adán Augusto López Hernández, aseguró que él intervino para lograr el cambio de medida cautelar. También, para liberar las cuentas bancarias congeladas de la universidad. 

Liberan cuenta de Damián Sosa Castelán, congelada por lavado de dinero.
De izquierda a derecha: Damián Sosa, Adán Augusto López y Octavio Castillo. Creditos: Damián Sosa.

Gerardo Sosa es el “líder moral” de la máxima casa de estudios de Hidalgo. La controla financiera y administrativamente desde hace décadas, a través del Grupo Universidad, agrupación de la que han emanado los últimos rectores. 

Durante su gestión como rector de la UAEH entre 1991 y 1998, Gerardo Sosa estableció y consolidó dicho grupo.  

Para llegar como rector, encabezó distintos grupos porriles que impusieron condiciones para que tuviera influencia política desde la universidad.   

Cuando dejó la rectoría, colocó a distintos actores en puestos clave, logrando que incluso los rectores pertenecieran a su grupo.   

Te puede interesar: 

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes