¡Comparte!

A todos nos encanta conocer un lugar paradisíaco para vacacionar y olvidarse del estrés cotidiano, por lo que los manantiales Kinjua son el sitio perfecto. Gracias a sus aguas cristalinas color turquesa que fluyen entre la Barranca de Metztitlán, Hidalgo. 

Los manantiales Kinjua, ubicados en la localidad de San Pedro Ayotoxtla en el municipio de Metztitlán, forman parte de un paraíso semidesértico formado por barrancas llenas de riqueza en minerales, angostos cañones y un afluente de aguas termales que provoca sumergirse y relajarse.

Este sitio natural goza de un clima envidiable pues la temperatura generalmente oscila entre los 30 a 35° grados centígrados. Lo cual es perfecto para sacar las bermudas y los bikinis para sumergirse en el afluente.

Manantiales Kinjua: paraíso cristalino entre cañones y barrancas
Hombre mirando el afluente de los manantiales Kinjua. Creditos: Instagram @capturando_hidalgomx

¿Qué actividades puedo realizar en mi visita?

Antes que nada, debes saber que los manantiales Kinjua están dentro de la Reserva de Biósfera Barranca, por lo que es indispensable cuidar el medio ambiente. Recuerda no arrojar basura y respetar cualquier especie, ya sea animal, flora o fauna. Tales como los jilgueros, colibríes, palomas, gavilanes y águilas.

Además, al ser una zona al aire libre, extensa y natural es indispensable contactar a un guía de turismo para evitar cualquier incidente y conocer a fondo los manantiales Kinjua.

Con estos dos aspectos presentes ya podrás disfrutar de las actividades que tienen los manantiales Kinjua por ofrecer. Tales como tirolesa, paseos a caballo, senderismo, ciclismo y la  oportunidad de nadar en las aguas cristalinas.

Mujer mirando las barrancas de los manantiales Kinjua. Creditos: Instagram @capturando_hidalgomx

Asimismo, en el Centro Ecoturístico Luna y Sol, ubicado en el Pueblo Mágico de Metztitlán,puedes rentar una zona para acampar por 200 pesos. Y si lo tuyo no es dormir en una casa de campaña bajo el cielo estrellado, puedes hospedarte en el Hotel Granaditas Metztitlán, que tiene un costo por noche de 300 y 500 pesos. Aunque si te gusta el romanticismo, puedes hospedarte en una cabaña por 600 pesos.

Cabe mencionar que al ser una zona virgen no encontrarás hoteles, restaurantes o tiendas de conveniencia. Por lo que te recomendamos llevar tus propios alimentos, snacks y agua para que no pases hambre o sed. Asimismo, te recordamos llevarte la basura cuando abandones el lugar.

No olvides llevar tu traje de baño, protector solar y zapatos para agua para evitar accidentes.

¿Cuánto cuesta la entrada a los manantiales Kinjua?

Si ya te enamoraste de este lugar paradisiaco y quieres saber cuanto cuesta la entrada a los manantiales Kinjua, ésta depende de una cuota de mantenimiento de 50 pesos. Al pagar una cuota podrás disfrutar del atractivo natural con todos los beneficios que ofrece, siempre cuidando el hábitat natural.

Manantiales Kinjua: paraíso cristalino entre cañones y barrancas
Hombre mirando el afluente de los manantiales Kinjua. Creditos: Instagram @capturando_hidalgomx

¿Cómo llegar a los manantiales Kinjua?

Para llegar a los manantiales Kinjua existen dos formas. La primera es desde Pachuca, pues se toma la carretera federal México-Laredo y al llegar a Santiago de Anaya es necesario atravesar los poblados de Milpa Grande, Hermosillo, Ponthado y San Juan Tlatepexi hasta llegar a Kinjua. Este viaje te llevará dos horas y media aproximadamente.

La segunda es tomar la carretera Pachuca-Huejutla, luego tomar la desviación hacia el municipio de Metztitlán. Ya en la cabecera municipal, tomar la vía hacia Kinjua. Es de mencionar que este recorrido te llevará al menos una hora y 40 minutos.

Te puede interesar:

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes