¡Comparte!

Kika Flores, activista y defensora de los Derechos Humanos, inició este martes una huelga de hambre en Pachuca, en frente del Poder Judicial de la Federación en Hidalgo. Su intención, es presionar a las autoridades para ganar un amparo y regresar al Mecanismo de Protección para Defensores de los Derechos Humanos. 

Kika Flores es una abogada, activista y defensora desde hace 12 años. Frente a las instalaciones del Poder Judicial comentó que el mecanismo de los Derechos Humanos le retiró las medidas de protección, cuando hay una “probabilidad” de ser asesinada. 

Resaltó que, en 2019, intentaron asesinarla por combatir el “Acapulco Kids”, el caso de pederastia de alrededor de 50 víctimas que involucró a Federico Weck Palazuelos, presunto familiar del actor Roberto Palazuelos. 

La activista expuso que decidió ampararse una vez que le retiraron la protección y la regresaron a su lugar de origen, donde corre riesgo. Dicho amparo, no ha sido revisado por las autoridades correspondientes. Incluso, aseguró que enviaron su caso a Sinaloa para tener una audiencia. 

Destacó que no hubo una revisión a su amparo y que tampoco fue notificada sobre dicho proceso. Dijo haber aportado pruebas en 5 mil hojas, de las cuales ninguna fue analizada en Hidalgo, por lo que la activista inició su huelga de hambre en Pachuca.  

Activista hace huelga de hambre en Pachuca para no ser asesinada

Kika Flores comentó que los hechos en contra de los niños ocurrieron en Acapulco, Guerrero. El acusado, Federico Weck sería familiar del actor, abogado y empresario Roberto Palazuelos.  

Habría explotado a 50 infantes de manera laboral y sexual. Todos los niños se encuentran fuera del país debido a que atentaron contra su vida. 

Ella fue la defensora de los infantes y por ello atentaron contra su vida. Aseguró que, en su momento, los agresores fueron a las oficinas de la fundación donde trabajaba. Se llevaron equipos de cómputo y amenazaron a la persona que rentaba el lugar. A su vez, fueron a buscarla hasta la casa de sus familiares. 

Relató que tras esto solicitó protección en la Ciudad de México. Posteriormente, fue trasladada al Estado de México y luego a Hidalgo, donde le retiraron la protección y pidieron que regresara a la capital del país. 

“Yo no quiero ser otra estadística más, de otra defensora de derechos humanos asesinada, cómo es el caso de Digna Ochoa, Marisela Escobedo o mi amiga Miriam de Tamaulipas, me están regresando al matadero” comentó Kika Flores 

La activista continúa siendo amenazada por las personas demandadas y espera que la huelga de hambre que este martes inició en Pachuca permita que su caso sea revisado. 

Te puede interesar:  

Etiquetas:

¡Pa’ las miches! Abren convocatoria de Becas Transformación Hidalgo para estudiantes